Archive for octubre, 2009

Una fotografía maldita

buitre

La foto por sí sola es escalofriante. Pero merece la pena contar un poco más sobre su historia porque creó un gran debate social que acabó con el suicidio de su autor, Kevin Carter.

La imagen muestra a una famélica niña de una aldea sudanesa y un buitre acechando a pocos metros. Carter contó que para hacer la fotografía, con la que ganó el premio Pulitzer, esperó unos veinte minutos a que el buitre abriera sus alas, algo que nunca sucedió.

¿Merece la pena ganar un premio a ese precio? ¿Por qué se limitó a esperar y no corrió a ayudar a la niña? Son pregunas que ya nunca tendrán respuesta. Sin embargo, Carter dijo lo siguiente tras recoger el Pulitzer: “Es la foto más importante de mi carrera pero no estoy orgullosos de ella, no quiero verla, la odio. Todavía estoy arrepentido de no haber ayudado a la niña”.

La foto provocó un gran debate social e incluso se llegó a comparar a Carter con el buitre, algo que sin embargo no me sorprende porque son habituales las novelas y películas en las que los periodistas somos retratados como aves carroñeras.

Creo que yo nunca podría fotografiar una escena semejante, pero no me atrevo a opinar sobre la actitud de Carter. Sin imágenes como esta, viviríamos nuestra acomodada existencia sin imaginar siquiera la situación de muchos países de África, las guerras que asolan el planeta o las injusticias que se cometen diariamente.

Hay momentos en la vida y decisiones que no son fáciles. Carter no pudo aguantar esa carga sobre sus hombros y se quitó la vida dos meses después de recoger el Pulitzer, ese premio que para todos los estudiantes de primero de periodismo significa tocar el cielo.

PD.- Añado este link, es un vídeo que incide sobre el mismo tema. Encoge el corazón

http://video.bugun.com.tr/bugunPlayer.swf?file=dagilfilm.flv

[p_palc]

Comments (14) »

La medicina del futuro

Últimamente los principios de alguna gente, así como su puesta en práctica, brillan por su ausencia. Para remediar dichas carencias morales, el sistema sanitario español ha creado dos nuevos fármacos que ayudarán a sobrellevar la pandemia que se avecina…

[a_PalC]

Leave a comment »

Taxi “Libre”

taxi“A la calle Serrano, por favor” se puede interpretar como una indicación normal y corriente. Al menos eso era lo que creía yo hasta que me topé con el “chusticiero” del taxímetro. Apurada de tiempo y con las mínimas ganas de entablar una conversación a esas insufribles 8:30 de la mañana, me monté en un taxi con la esperanza de que volara o esquivara otros coches al más puro estilo Kit, el coche fantástico. Pero la fortuna no estaba de mi lado aquella mañana. Lejos de acelerar mi llegada al trabajo, la retrasó media hora. Cuarenta y cinco minutos que se convirtieron en un monólogo sobre política y principios morales, de la mano de un taxista que parecía carecer de ellos.

La conversación (unilateral, la mayor parte del tiempo) comenzó con el chusticiero”  acordándose de la familia de Gallardón por tener Madrid levantado por las obras. [8:45 y todo sereno] Una contestación del tipo: “Sí… la verdad es que está todo fatal, sí…”, seguido de un bostezo camuflado que lanzaba el mensaje de “contesto porque soy educada pero no tengo ni perkins ganas de hablar ahora” le dio pie para pasar a su más que ensayado repaso de los políticos españoles.

Sin embargo, para mi sorpresa, lo que él pretendía no era desahogarse con su discurso sobre la moral de nuestros políticos, ni expresar sus opiniones para entablar una amena (¿?) conversación mañanera… Lo que de verdad le pareció divertido al chusticiero del taxímetro fue mirar hacia atrás buscando que le devolviese la mirada, ya que el reloj, el taxímetro y el atasco ocupaban toda mi atención. Cuando lo logró, decidió indagar sobre mis inclinaciones políticas. “Buah, tú como eres joven seguro que has votado a Zapatero. Aunque bueno, por la zona a donde vas… -de nuevo una mirada hacia atrás-, sí, si estás trabajando en la calle Serrano… puede que hayas votado a Rajoy y todo!”. [9:05, llego tarde a una reunión, un taxista me está tocando la moral… todo ha dejado de estar sereno] “Con todos mis respetos, no creo que a usted le importe a quién he votado yo”, y sonrisita de “vamos a dejarlo aquí”. Pero no. No acabó ahí y el chusti no se dio por vencido tan fácilmente. Me dijo que por supuesto yo era libre para no decir a quién había votado, pero que él sólo me aconsejaba, por el bien de los españoles,  que no votase al PSOE…. Luego prosiguió con sus insultos a políticos (donde también cayeron lanzas al PP), con un tono de voz cada vez más elevado, y algo mosqueado porque yo no le estaba dando juego y porque estábamos de nuevo parados en el atasco. Cada vez que terminaba una de sus ristras de insultos, no sólo a los políticos sino también a sus votantes, acababa la frase con un “pero oye que cada uno es libre de votar lo que quiera, eh?”.

 ¡¡¿Libre?!! ¡ Libre se habría quedado tu taxi si llego a saber que me voy a encontrar con semejante pesado!!

Vote a unos, a otros o, a “ningunos”, no creo que un atasco en la Castellana sea el mejor sitio para debatir sobre “lo que deben votar los jóvenes” y, mucho menos, para imponer una postura política sin saber lo que la otra persona puede pensar.

Por si no lo sabe usted, señor chusticiero, como dice mi abuela [que no vota ni quiere]…
De política y religión, no se da conversación!!!

 

[a_palc]

Leave a comment »

Kekonlabela

Hace días me contaba una amiga profesora de Educación Infantil que en su primera semana de clase (que no de trabajo) tuvo que lidiar con el abismo idiomático que surge a veces entre una alumna y una profesora de párvulos. “Kekonlabela” fue la única frase que la criatura dijo durante toda la jornada escolar, los 5 días de la semana. Dados los lagrimones de cocodrilo que le caían a la pequeña cuando repetía su frase, a mi amiga no le costó mucho deducir que la traducción literal era “quiero con la abuela”. 

No es de extrañar que, con los tiempos que corren, muchos niños estén siendo criados por sus abuelos en vez de por sus padres, que se ven obligados a trabajar 70 horas a la semana para poder pagar la hipoteca que les ahoga. En una cultura de empresa en la que parece que trabaja más el que se queda hasta más tarde, son muchos los padres que llegan a casa cuando los niños están dormidos y, lo que es más grave aún, también son muchos los que dejan a sus niños en frente de la tele hasta horas intempestivas “para que no den guerra”, porque es lo último que les faltaba en sus agotadoras vidas ejecutivas. 

Así que desde aquí, quiero lanzar un llamamiento a todos aquellos directivos y gerentes que deciden las políticas empresariales y los correspondientes horarios que rigen nuestra sociedad: Dejemos que los niños sean criados por sus padres y no por sus abuelos; dejemos que sean “papá y mamá” los que apaguen la televisión a una hora prudencial para que los niños puedan dormir las horas que necesitan; dejemos que los abuelos sean esa figura entrañable que los malcría comprándoles un huevo kinder cada vez que los nietos van a su casa; dejemos, en definitiva, que los niños sean niños, los padres sean padres y “labela”, “labela”. 

 

mafalda-card.jpg

[a_palc]

Comments (2) »

Una reflexión en frío

Esta noche he pasado frío, y no es una metáfora sobre la soledad en el mundo.

He pasado mucho frío por no levantarme a coger una manta, aunque es verdad que nunca en mi vida me he levantado por la noche, ni siquiera para ir al baño. Una vez que entro en la cama, no salgo de ella hasta que el despertador suena un mínimo de tres veces.

Así que hoy he dormido arrugando mi cuerpo todo lo posible y a las nueve en punto he salido a la calle después de una ducha de agua muy caliente y bien abrigada por primera vez en este otoño que hasta ahora no lo parecía.

Después de una hora de viaje en transporte público, he abandonado el subsuelo de Madrid y me he topado con el mismo señor de todos los días. Sentado en las escaleras, agarrado a un cartón de vino y descalzo.

¿Yo he pasado frío esta noche?, prefiero no pensar qué habrá pasado él.

PD.- Ayer me acosté decidida a escribir sobre ‘Pekin Express’. No hay nada mejor en un blog sobre principios que perderlos el primer día comentando un ‘reality show’ y el orgullo, veneno y prepotencia de una de sus parejas concursantes.

Menos mal que el frío me ha devuelto al mundo real y ha conseguido apartarme de esos dos personajes que sacan mis peores instintos.

[p_palc]

Comments (1) »

¡¡ Ya estamos aquí !!

 

Niño MEgafono PALC

Después de darle muchas vueltas y unas semanas especialmente intensas de falta de principios a nuestro alrededor, nos hemos lanzado a utilizar las nuevas tecnologías como megáfono.

No pretendemos alzarnos como el Capitán Planeta de las bitácoras ni salvar a la humanidad, nuestro único objetivo es ‘gritar’ contra todo lo que te hace arrugar la nariz en algún momento. Lo podemos tomar como una terapia para no chillar en la nuca a ese taxista que lleva todo el viaje insultando al político de turno, para evitar alucinar con el quiosquero que ni siquiera te mira cuando le compras el periódico todas las mañanas o para atajar la impotencia que todos sentimos viendo las noticias.

Esperamos hacerlo además con un toque de humor para dar a la vida esa ‘salsa’ que tanto sobra en algunos menús pero que tanto echamos de menos a nuestro alrededor.

Nuestra trayectoria

 Plumillas de profesión, “periolistas” y ex-complutenses que vivieron sus mejores charlas en un césped inclinado con vistas a un campo de Rugby, l@s que escribimos este blog nos conocimos en primero de carrera. Un primero de Periodismo en el que, quien más y quien menos, todos nos sentíamos luchadores y defensores de ideales que, a día de hoy, muchos han ido dejando atrás…  

 Como nos dijo un famoso reportero (de cuyo nombre no queremos -o podemos- acordarnos), “No estamos en edad de renunciar a nuestros ideales”. Y eso es precisamente lo que nos ha impulsado a hablar sobre principios, sobre injusticias, sobre “cagüentoloquesemenea” y punto com.

Tras finalizar los estudios de Periodismo (aprende a ser objetivo que luego no te dejarán serlo), pasamos por varios medios, en los que se entera uno de muchas injusticias, de las cuales, muchas otras no son denunciadas. En la actualidad seguimos en el mundillo periodístico, pero se nos queda pequeño! Queremos y creemos en la libertad de expresión, en el cachondeo pater y, de nuevo, en el punto com!

 Welcome to Principios a la Carta!

[a_palc & p_palc]


 

Comments (3) »

Principios a la Carta, próximamente…

Ya queda menos para ponernos en marcha!!

Imprimir

[a_palc & p_palc]

Comments (2) »