Kekonlabela

Hace días me contaba una amiga profesora de Educación Infantil que en su primera semana de clase (que no de trabajo) tuvo que lidiar con el abismo idiomático que surge a veces entre una alumna y una profesora de párvulos. “Kekonlabela” fue la única frase que la criatura dijo durante toda la jornada escolar, los 5 días de la semana. Dados los lagrimones de cocodrilo que le caían a la pequeña cuando repetía su frase, a mi amiga no le costó mucho deducir que la traducción literal era “quiero con la abuela”. 

No es de extrañar que, con los tiempos que corren, muchos niños estén siendo criados por sus abuelos en vez de por sus padres, que se ven obligados a trabajar 70 horas a la semana para poder pagar la hipoteca que les ahoga. En una cultura de empresa en la que parece que trabaja más el que se queda hasta más tarde, son muchos los padres que llegan a casa cuando los niños están dormidos y, lo que es más grave aún, también son muchos los que dejan a sus niños en frente de la tele hasta horas intempestivas “para que no den guerra”, porque es lo último que les faltaba en sus agotadoras vidas ejecutivas. 

Así que desde aquí, quiero lanzar un llamamiento a todos aquellos directivos y gerentes que deciden las políticas empresariales y los correspondientes horarios que rigen nuestra sociedad: Dejemos que los niños sean criados por sus padres y no por sus abuelos; dejemos que sean “papá y mamá” los que apaguen la televisión a una hora prudencial para que los niños puedan dormir las horas que necesitan; dejemos que los abuelos sean esa figura entrañable que los malcría comprándoles un huevo kinder cada vez que los nietos van a su casa; dejemos, en definitiva, que los niños sean niños, los padres sean padres y “labela”, “labela”. 

 

mafalda-card.jpg

[a_palc]

Anuncios

2 comentarios so far »

  1. 1

    Velardinho said,

    ¡Qué bueno!

    Un espacio en el que se piensa, se expresan ideas y se fomenta el debate…

    ¡Gracias!

    Dejemos de un lado intereses privados y trabajemos por mejorar las vida de las personas cambiando los horarios (suena bien la utopía)

  2. 2

    Kekonlabela said,

    ¡Totalmente de acuerdo!Soy la susodicha que sufrió durante días el grito desgarrador de ¡¡¡¡“Kekonlabela”!!!!,nos quejammos de que los niños de hoy en día son muy mal educados, pero…¿cómo no van a serlo si nadie se preocupa de educarlos?¿les educan los padres a los que nunca ven?¿sus cuidadoras?¿el profesor que tiene 30 alumnnos más?.
    Antes de ser profe trabajé en la empresa privada y huí de ella por los horarios y la incompatibilidada para compaginar vida laboral y familiar.
    ¡Animaros a estudiar magisterio!


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: