Capítulo 2: De mayor quiero ser funcionaria

¿No decía Concha Velasco aquello de “Mamá, quiero ser artista”?  Pues sí amigos, después de mi periplo en el INEM, sé que de mayor quiero ser funcionaria. 

No quiero generalizar sobre los funcionarios porque estoy segura de que los hay que trabajan mucho y  muy bien. No obstante, voy a relatar mi experiencia con las tres señoras que me atendieron ayer. 

Funcionaria 1: “Mari, ¿qué tengo que poner ahora?”

La Señora “Mari” me atendió amablemente, incluso dándome los buenos días con una sonrisa (cosa de agradecer cuando llevas esperando un cuarto de hora).  

 La buena de “Mari” tardó tanto en registrar 3 datos porque, al parecer, no tenía pleno conocimiento del uso del programa. Y digo yo, aunque no domines el programa, esta mañana al menos llevas 30 personas atendidas… ¿algo se te quedará, no? Pero no parecía ser el caso, así que ella, con toda su parsimonia, cada tres pulsaciones en el teclado molestaba a la compañera de al lado (otra que tenía bastantes ganas de ser interrumpida) para decirle: “Mari, ¿ahora qué tengo que poner?”.

Su misión: registrar mi CV
Tiempo de espera: 15 minutos
Tiempo de atención: 25 minutos 

Funcionaria 2: “Play/Pause” 
A diferencia de la primera, esta segunda señorit…señora, no me dio ni los buenos días. Simplemente se digno a pulsar el “Play” interior y a rebuscar en una torre de papeles mientras me soltaba un rollo de unos 30 segundos sin apenas respirar.

Su misión: informarme y darme un formulario
Tiempo de espera: 45 minutos
Tiempo de atención: 30 segundos, 22 milésimas 

Funcionaria 3: “1 teclado = 1 dedo”
Y por fin llegamos a mi favorita. La funcionaria “1 teclado = 1 dedo”. Tras largas horas de espera y desesperación, sufres el crítico momento en el que van a dar las 14:00h en el meridiano y los ordenadores de todos los funcionarios del INEM sufren un apagón repentino. La angustia se apodera de ti cuando la aguja del minutero pasa del 30… el tiempo apremia. Te preguntas por qué si hay 15 mesas, sólo hay 3 atendiendo y también cuál será la razón por la que tardan tanto… Pero llega tu turno. Oh yeah!

En ese momento, mi funcionaria favorita comienza a pedirte papeles y a cogerte los datos. “Aaaaaacabáramos! por eso tardan tanto!”. La señorita “1 teclado = 1 dedo” escribe con el dedo índice… SOLO. Entiendo que para apuntar cifras tenga un cuidado pero… ¿para escribir nombres? ¿será que ha desarrollado una habilidad especial para sostener la taza de café en una mano y teclear con la otra? Asombroso. Sin palabras. Y una única recomendación para ella (la verdad es que fue maja): juega a Teclator, my friend! 

Su misión: Registrar mis datos e inscribirme
Tiempo de espera: toda una mañana
Tiempo de atención: el hambre y las ganas de acabar me impidieron contarlo… pero mucho

Definitivamente, de mayor quiero ser funcionaria.

[a_PalC]

Presento formalmente mis respetos a los funcionarios competentes y eficaces, lamentando que su imagen se vea dañada por gente como las tres señoras que me atendieron ayer.

Anuncios

6 comentarios so far »

  1. 2

    paquille said,

    Teclator forever!!!
    Y ‘no comment’ sobre esas personas sentadas detrás de una ventanilla de… ¿atención al público?

  2. 3

    galko said,

    Yo soy el rey del Teclator con 537 pulsaciones, mérito nunca suficientemente reconocido por mis ciberamigos. Por lo demás, lo que me fascina es que haya funcionari@s tan incompetentes cuando se supone que han tenido que pasar unas pruebas no ya de temario, sino también de mecanografía, word y excell. ¿Es que los ineptos no se examinan y entran por otra vía? Demonios…

  3. 4

    OtraFan said,

    Que verdad tan bien contada, oye!

  4. 5

    Luki said,

    Chicas!!que aunque nunca comente, leo vuestro blog eh??y cada vez me gusta más.Yo también quiero ser funcionaria, sobre todo porque tu trabajo lo puede hacer un abrigo, explico esto: ¿habéis probado alguna vez a buscar a un funcionario en concreto?, ¿con nombres y apellidos? Si vas a primera hora de la mañana (las 9:00 en punto en mi caso) y preguntas por él, pueden darse varios casos:
    Caso Nº 1: Está de excedencia
    Caso Nº 2: Se ha cogido un moscoso
    Caso Nº 3: Está de vacaciones
    Caso Nº 4: No ha llegado todavía
    Caso Nº 5: Te contestan (textualmente) “Pues ha debido llegar ya porque su abrigo está en su sitio, asique esperale que no tardará”. Tras una hora de espera, el abrigo seguía allí trabajando, el funcionario en cuestión no, cuando por fin llegó para hacer compañía a su abrigo, me atendió y la conclusión que saque fue que tenía que haber hablado desde un principio con el abrigo…

  5. 6

    [a_PalC] said,

    jajaja…

    Muy bueno lo del abrigo!

    Y real como la vida misma!


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: