La violencia está mal, muy mal

Las últimas semanas hemos tenido noticia de dos agresiones que han provocado reacciones de todo tipo. La sufrida por el gran Silvio Berlusconi y una segunda al no menos grande Hermann Tertsch, presentador del ‘Diario de la Noche’ en Telemadrid. Lo primero, la violencia está mal, muy mal, y nada la justifica. Bueno, la violencia es fea menos para el presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, que al recoger el Premio Nobel de la Paz, nada más y nada menos, defendió que “en ocasiones está justificado el uso de la fuerza”. Ahí queda.

Pero volvamos al tema que nos ocupa, y es que mucha gente no pudo reprimir una sonrisa al ver en la portada de los periódicos la ensangrentada cara de Berlusconi con la mirada extraviada y sintiéndose, por primera vez en mucho tiempo, un simple mortal. Recordemos que Berlusconi es ese señor que ha conseguido convertirse en uno de los más odiados del mundo pese a autoerigirse como el mejor primer ministro italiano en 150 años. Aunque bien pensado, quizá quien se merecería una buena colleja son quienes le han votado pese a los escándalos que provoca casi todos los días.

Massimo Tartaglia, autor de la agresión, es considerado un hombre con problemas mentales, aunque ya os aviso de que para muchas personas se ha convertido en un auténtico visionario. Y aquí me surge una reflexión, ¿no habría un inductor detrás del machetazo con la catedral de Milán? Y si es así, el que yo considero que tiene más papeletas para convertirse en culpable es el cirujano estético personal de ‘Il cavaliere’. Estoy segura de que su cara ya no aceptaba ni un solo rotoque más y  el muñeco de cera en el que se ha convertido ya no podía ver un bisturí ni de lejos. Sin embargo, ahora el médico deberá afanarse para conseguir devolver la nariz a su sitio y colocar una perfecta hilera de dientes en la boca. No vaya a ser que las ‘velinas’ se sientan defraudadas al ver el nuevo aspecto de su conquistador.

Pero no menos impresionante es el caso de Hermann, que ha provocado además una declaración de guerra entre Telemadrid y La Sexta. La versión oficial (de la policía) es que el periodista estaba en un bar de madrugada y la noche acabó en una pelea con el gerente del local, que además estaba acompañado por dos señoritas. Pese a esto, él tiene otra explicación y en una entrevista publicada en ‘La Razón’ señaló que los autores podrían haber sido “moros, antifascistas o gente normal del cine o de la SGAE”. Vaaaaaaaaale. Por lo menos es de agradecer su ejercicio de sinceridad y que considere que los moros, los antifascistas y, dentro de la gente normal, los relacionados con el cine o la SGAE, puedan tener algún pequeño motivo para desearle el mal.

Es verdad que todos nos podemos ver envueltos en alguna refirega a las tantas de la madrugada un lunes en un bar de Chueca. Bueno, así visto a lo mejor todos no. Y ahora la cadena pública madrileña ha decidido convertir en heroicidad lo que quizá no sea más que una pelea callejera, algo muy feo, y eso les ha llevado a que el presentador de ‘Diario de la noche’ hiciera el editorial del programa desde la cama del hospital. Fue una escena impresionante. Pero supongo que tan contentos todos, porque el programa consiguió elevar su cuota de ‘share’ hasta el 16,8 por ciento, muy por encima de sus resultados habituales.

Vuelvo a insistir en que nunca hay que usar la violencia, pero es inevitable para la especie humana la miseria de sonreir ante pequeños males ajenos de aquellos que no tienen ningún reparo en despreciar la vida y sentimientos de los demás.

[p_palc]

Anuncios

3 comentarios so far »

  1. 1

    galko said,

    Cuanto más leo esta afirmación más me cautiva: “pudieron ser moros, antifascistas o gente normal del cine o de la SGAE”. Herman sí que es un visionario, dentro de pocos todos llevaremos camisetas con una imagen suya tumbado en la cama del hospital como si del Che Guevara se tratara o tratase.

    Sobre Silvio, simplemente diré que me parece bien, hala.

  2. 2

    [a_PalC] said,

    Pues sí, la violencia está mal, muy mal y no se justifica bajo ningún concepto.

    Mi petición es que no se ponga en un altar a los agresores, que no dudo que en un momento dado hayan recibido alabanzas por su “hazaña”… Pero esto, señores, NO es ninguna hazaña. Que un tarado lance un objeto a un político y otro pegue un palizón a un periodista (independientemente de las ideologías de ambos), no es un acto digno de aplausos.

    El agresor de Berlusconi, Massimo Tartaglia, ya tiene más de 18.000 seguidores en Facebook… ¿estamos locos? Si después después de Berlusconi aparece en Italia un Le Pen… ¿qué hará Tartaglia para satisfacer a su público? ¿pegarle un tiro?… ASÍ NO.

    Ahora bien… querido Hermann: “pudieron ser moros, antifascistas o gente normal del cine o de la SGAE” ???? Antes de hablar, pregúntate por qué estás en la cama de un hospital…

    Una vez más, y en pro de la ideología neutra, creo que el respeto debe funcionar en ambas direcciones. Que unos dejen de ofender… y los otros de agredir. Que suena muy hippie decirlo pero… haya paz!

  3. 3

    Lo confieso, soy un miembro de esa parte de la especie humana que, como afirma Principios a la Carta, no puede evitar sonreir ante pequeños males ajenos como el de Hermann….qué le voy a hacer….y lo de Silvio….pues también me hizo sonreir…


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: