Archive for agosto, 2010

VACACIONES CON ORLANDO: sálvese quien pueda

Esta es la historia de 7 jóvenes aventureros que decidieron pasar unos días de vacaciones en la afortunada isla de Tenerife.

Con varios road-trips a sus espaldas (Asturias, Cantabria, Croacia…), pensaron que Tenerife era un buen lugar para llevar a cabo unas vacaciones pacíficas y tranquilas, sin más complicación que el superar con buena cervecita el picón del mojo canario.

Pero el malvado Orlando se cruzó en su camino… y aquí es donde comienza el AVISO A NAVEGANTES que queremos lanzar los orlammificados.

La historia comienza en e-Dreams, donde encontramos la mejor oferta de coches para alquilar en la isla durante nuestra estancia allí. Dos Renault Clio para 7 personas, a priori suena perfecto.

E-Dreams deriva la reserva a un tal ORLANDO RENT A CAR (seguimos con dos Renault Clio, no problem).

Pero… al llegar a Tenerife y ver los coches por primera vez, empiezan las sospechas…

Dos coches SIN tapacubos; SIN bandeja del maletero (perfecto para dejar cosas y que te las pueda ver todo el que pase); SIN potencia (teníamos que subir cuestas en primera y puertos en segunda-primera porque “mi pequeño pony” tenía más caballos que esos coches); SIN manual y, como colofón final… dos coches SIN PAPELES.

Dicho esto, que en un principio no nos preocupó más de lo que a uno le preocupan las cosas en vacaciones (es decir, poca cosa), llega el momento en el que las cosas se tuercen.

Intrépidos y con espíritu de aventura y mucha biodramina, el segundo día de nuestro viaje decidimos visitar una zona alejada del mundo, donde lo más cercano a la civilización era un faro y unos cuantos turistas curiosos.

Tras un puerto de montaña repleto de ricas curvas y cuestas serpenteantes, llegamos vivos a la playita del faro, donde nos dimos un baño reponedor para seguir con la excursión. Al coger los coches para seguir hasta nuestro siguiente destino, uno de los dos Ferraris Clio no arranca. FALLO TÉCNICO en el fin del mundo, DO NOT PANIC: al menos hay cobertura para llamar a la compañía y que nos manden una grúa. Llamamos a la compañía y nos dijeron que enviarían la grúa pero que se tomarían su tiempo para llegar. Sinceramente, en el tiempo que se tomaron, podrían haber recorrido la isla tres veces (pero con esto no insistiré porque el pobre hombre de la grúa no tenía la culpa de que le quitáramos de ver la película de sobremesa).

Tirados en el desierto, no nos queda otra que esperar  a la grúa, observando cómo los lagartos miraban hambrientos nuestros bocadillos de pan de anís (o similar).

A partir de aquí, intentaré resumir la sucesión de despropósitos que la compañía ORLANDO RENT A CAR tuvo a bien de proporcionarnos para unas vacaciones de mucho coche y pocas copas.

– La grúa tarda horas en venir a por nosotros.

– El coche de sustitución: un Volkswagen Polo SIN radio, SIN aire acondicionado, SIN gasolina y al que se le encendía la luz del aceite cada cinco minutos (lo mejor para salir del fin del mundo teniendo que subir y bajar un puerto de montaña).

– El día anterior, habíamos tenido que pagar 50€ por vehículo en concepto de gasolina. No salen las cuentas teniendo en consideración que en Canarias, la gasolina está a 0,43€ el litro. En cualquier caso, lo pagamos sin rechistar la primera vez… la segunda (el coche de sustitución) otro gallo cantaría. A esto, cabe sumarle una lata de aceite que tuvimos que comprar porque nos daba pánico seguir el camino con el simbolito del aceite y otras luces del cuadro encendiéndose cuán árbol de navidad.

– Al día siguiente, ORLANDO RENT A CAR, tras insistir y luchar por nuestros derechos como consumidores, nos cambia finalmente de coche, perdonándonos la vida por haberles molestado con tonterías como “la luz del aceite se enciende” y echándonos de sus oficinas con bonitas palabras del estilo de: “coged el coche y largaos de aquí, que si no acabaremos mal”… Esto es un buen servicio al cliente! Sí Señor!

Y dicho esto, no quiero extenderme más, porque finalmente las vacaciones acabaron bien. Sin embargo, quiero aprovechar el momento para recomendar a todo el que vaya a Canarias, que se lo piense dos veces antes de alquilar un coche con esta compañía. No cabe duda de que un accidente, un fallo técnico o un despiste con el coche lo puede tener cualquiera, lo que verdaderamente importa es que la compañía responda correctamente y vele por la seguridad de sus clientes, manteniendo en buen estado sus vehículos y proporcionando un servicio de calidad.

Además, la educación y las buenas maneras (y mucho más si son para con un cliente) nunca están de más. Como reza la bandera de este blog sobre principios: “Porque no cuesta nada ser amable…”.

Y para terminar el post como terminó el viaje (con sonetos-resumen), dejo aquí el último, mandando 6 besos a mis compañeros de fatigas y jacuzzis musicales:

Un año más y otro buen viaje,
con aventuras, playa e ilusión.
Con dos coches de paraje en paraje,
entre canciones, walkies y discusión.

Olvidemos a Orlando, señores,
olvidemos la política y la religión,
que para gustos, los colores,
y eso ya es otra canción.

Desayunos, voley y charlas para caminantes;
playa, montaña, jacuzzi y televisiones humeantes.

Qué más da Laudrup o Laporta,
seamos amigos y viajemos,
¡eso es lo que importa!

PD. Consejo a navegantes por una lección recién aprendida: ojear en internet los comentarios de la gente antes de contratar nada… acabo de encontrarme con estos comentarios de “orlamnificados”: Opiniones en Trip Advisor sobre Orlando

[a_PalC]

Leave a comment »

El huevo o la gallina

Hoy Europa Press ha emitido una noticia que sostiene que, según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Warwick y Sheffield (Inglaterra), la gallina fue antes que el huevo. Sí, sí, estos señores aseguran que han conseguido poner fin a esta eterna incógnita universal.

La explicación es que una proteína hallada en los ovarios de las gallinas, la ‘ovocledidina-17 (OC-17)’, cumple una “función vital” en la formación de la cáscara del huevo. Y ya está, así de simple.

¿Y qué pasa ahora con las dudas existenciales?, ¿se dedicarán los científicos a dejar a la humanidad sin las grandes preguntas que sostienen este mundo? Así, de repente y antes de irme a casa, se me ocurren algunas sugerencias para sus próximos estudios, que seguro que les vienen bien:

– ¿Quién será la kriptonita de Esperanza Aguirre: Tomás Gómez o Trinidad Jiménez?

– ¿Qué representan los patitos de goma para los hombres?

– ¿Tirarse a la piscina ‘a bomba’ o tirarse ‘de bomba’?

   – ¿Se tiran pedos los astronautas en el espacio?

   – ¿Por qué los ingleses han todo al revés? Conducen por la izquierda, miden en millas, todavía pagan con libras,…

   – ¿Los jefes tienen una composición mental

distinta a la del resto?

– ¿De verdad algún día iremos al trabajo en naves espaciales?

– ¿Los políticos son humanos?

Ahora pienso más en el Metro, que hay muchas

[p_PalC]

Comments (2) »