Archive for enero, 2012

Esos locos Papalagi

 

Vaya por delante que este post se lo debo a mi tio Juan. Y dicho esto, al tema.

Resulta que el alemán Enrich Scheurmann viajó a Samoa allá por los primeros años del siglo XX y cuando volvió escribió un libro que en teoría reproducía los discursos del jefe Tuiavii a su tribu para alertarles del mal de Occidente. Después parece que no existían tales discursos y Scheumann se inventó la historia. No he leido todo el libro, sólo tres de los relatos, pero aún así me gusta cómo refleja de forma simple el absurdo de nuestro día a día.

Y sí, te hace replantearte si tiene sentido. Si los Papalagi, como somos llamados ‘los blancos’ en estos cuentos, estamos haciendo las cosas bien. No voy a reproducir todo aquí, pero os recomiendo buscarlo si os llama la atención. Mi ya conocido para vosotros tio Juan me dice que está editado por ‘Integral’.

Es especialmente revelador el dedicado a las profesiones de los Papalagi:

  • Cada Papalagi tiene una profesión. Es difícil decir exactamente lo que esto significa. Es algo para lo cual se supone debe tener un gran apetito, pero parece ser que la mayor parte del tiempo le falta”. No se puede describir mejor la desidia que se ve en el Metro cada día a las ocho de la mañana.
  • Tener sólo una profesión significa sólo andar, sólo degustar, sólo oler, sólo luchar; siempre conocer una sola cosa. Este saber-una-sola-cosa es un grave peligro y una limitación, porque puede llegar un tiempo en que nadie sea capaz de remar en una canoa a través de la laguna”. Simplemente precioso.
  • Algunas veces es estupendo ir a buscar el agua de la ría, puede ser incluso agradable hacerlo un par de veces. Pero si debes transportar el agua de la salida a la puesta del sol, día tras día, cada hora hasta que falla tu fuerza, trayendo y trayendo, al final tirarás tu cubo con ira, amargado por la esclavitud de tu cuerpo. Porque no hay nada más duro para un hombre como tener que hacer la misma cosa una y otra vez”. ¿A alguien le suena?
  • Hay más gente en Europa con los rostros gris ceniza que árboles hay en nuestras islas. Porque no obtienen ningún placer de su trabajo, y por su trabajo se come toda su alegría y nunca hacen nada por su propio gusto, ni siquiera una hoja, no importa cuánto tiempo trabajen. Es por esto que un odio latente vive en el interior de la gente con profesiones. Algo vive dentro de sus corazones reprimido como un animal encadenado, rebelándose pero todavía incapaz de liberarse”. Ésta debería ser la definición de ‘frustración’ en la RAE.

[p_PalC]

Anuncios

Leave a comment »