Archive for abril, 2012

Homenaje a los “caídos”

Cuatro años han pasado ya desde que se empezó a hablar de la crisis.

Cuatro años en los que algunos han sabido seguir a flote y otros se han ido hundiendo con toda la tripulación. Una vez anclada en el fondo de la crisis, cuando se creía que ya no se podíá ir a peor, las deudas y el desempleo (que enfila ya los 6 millones) en la piel de toro han seguido pesando tanto que España, aún habiendo tocado fondo, sigue cayendo…

Pero, en este océano de desesperanza, algunos supervivientes han conseguido salir a flote y subirse en otro barco. Lástima que sea en aguas internacionales.

A todos ellos va dirigido este homenaje, porque sé (o espero) que tarde o temprano coincidamos en el mismo puerto.

Jose V., [Cambridge, Reino Unido]: 31 de agosto de 2006

Elena O. [Rotterdam, Holanda. Shanghai, China]: 4 de febrero de 2009

Carlota E. [Colonia, Alemania]: 13 de Enero de 2010

Ramón A. [Amsterdam, Holanda]: 20 de marzo de 2010

Cristina M. [Rotterdam, Holanda]: junio de 2011

Juan Q. [Cambridge, Reino Unido]: 4 de enero de 2011

Ana C. [Cambridge, Reino Unido]: 4 de enero de 2011

María P. [Rio de Janeiro, Brasil]: 26 de marzo de 2011

Andres V. [Rio de Janeiro, Brasil]: 26 de marzo de 2011

Juan R. [Santiago de Chile, Chile]: 12 de abril de 2011

Jesús M. [Cambridge, Reino Unido]: octubre 2011

Marta C. [Cambridge, Reino Unido]: octubre 2011

Nacho L. [Santiago de Chile, Chile]: 9 de abril de 2012

Luis L. [Santiago de Chile, Chile]: 9 de abril de 2012

Lucía G. [Santiago de Chile, Chile]: 4 de mayo de 2012

…. y suma y sigue.

Sabed que aunque las aguas nos separen, se os quiere y se os echa de menos, así que no perdáis de vista el faro!

[a_PalC]

PD. Por supuesto a los que seguís en puerto español también se os quiere y se os echa de menos, eh? =)

Sé que pongo este vídeo siempre pero… a seguir disfrutando!

Comments (5) »

¿Por qué se disculpa el Rey?

En alrededor de treinta segundos sin precedentes, el Rey ha emitido un mensaje pidiendo disculpas a los ciudadanos al abandonar el hospital en el que le han arreglado la cadera rota cazando elefantes. En realidad no estoy muy segura de si ha pedido disculpas el Rey o su figura del Museo de Cera, pero este no es el asunto…

Agradezco a todo el equipo médico y a la clínica, en fin, como me han tratado. Estoy deseando retomar mis obligaciones y… lo siento mucho, me he equivocado y no volverá a ocurrir. Y gracias por vuestro interés estos días y estar aquí tanto tiempo.

Con estas 45 palabras, el Rey ha despachado todas las críticas que ha recibido desde su vuelta de África. ¡Qué feo, criticar a quien no se puede defender porque está postrado en una cama de hospital!

Lo que no me queda muy claro es por qué exactamente pide disculpas Su Majestad. ¿Se disculpa por cazar elefantes?, ¿por estar en la otra punta del mundo durante una semana crítica para España?, ¿por hacerlo de forma secreta? Esto no estaría mal, pero es que a lo mejor se disculpa por haberse caído o por la fragilidad de su cadera. Y cuando promete no volver a incurrir en el mismo error, a lo mejor está comprometiéndose ante los españoles a no tener que volver a pasar por un quirófano o a no volver a dar un traspiés con tal mal resultado.

Mucha gente ha sentido lástima al ver la grabación, por supuesto realizada de forma pactada ante medios públicos para no tener que dar más explicaciones de las ya preparadas. Muchos suspiros se han escapado al ver a Juancar, ese señor tan campechano, rebajado a pedir perdón por un pecadillo. Pero a mi el vídeo me ha recordado más a un niño obligado a llamar a la puerta de su vecino para disculparse por el globo de agua que dejó caer el día anterior desde su terraza.

En fin, he visto el mensaje varias veces y aún no sé si nuestro Rey no va a matar más elefantes, no va a viajar con dudosas compañías, no volveremos a enterarnos o no va a volver a faltarnos más al respeto a todos los españoles, como parece que ha cogido costumbre la real familia.

Imagen  

¿¿¿Por qué Froilán se disparó en el pie???

[p_PalC]

Comments (1) »

La cacería de Juan Carlos I, Elefante

El Rey Elefante con un imitador de Michael Douglas en "Tras el Corazón Verde"

El Rey Elefante con un imitador de Michael Douglas en "Tras el Corazón Verde"

Con un cerebro de 5 kg, el cerebro del elefante es el más grande de los animales terrestres. Se le atribuyen una gran variedad de comportamientos asociados a la inteligencia como el duelo, altruismo, adopción, juego, uso de herramientas, compasión y autorreconocimiento. [Wikipedia]

El cerebro humano pesa sólo 1,5kg de promedio en un hombre adulto y, sin embargo, éste a veces presenta comportamientos que se alejan de lo asociado a la inteligencia como el sadismo, el egoísmo y la crueldad.

Tal es el caso, con todos mis respetos, de Juan Carlos I, al que me permitiré llamar en este post, el Rey Elefante . No voy a entrar en un debate sobre lo que opino de la caza de paquidermos, que ya de por sí es cruel y rídicula (ya lo he dicho), dado que es un animal:

1. inofensivo y pacífico;
2. apenas puede correr o defenderse de los depredadores (incluyendo los de sangre azul);
3. su único atractivo como pieza de caza es el marfil de sus colmillos, ya que ni siquiera se puede comer su carne.
Y 4. la técnica de caza más eficaz es acercarse al animal y encañonarle entre los dos ojos, para verle desplomarse en señal de victoria para el cazador. _si esto no es crueldad…_.

Dicho esto, el sadismo, egoísmo y crueldad a los que me refería al principio no son por la gesta de la cacería que llevó al monarca de la transición  a romperse una cadera en la misma semana en la que su nieto se autodisparaba en un pie. Sino al espeluznante dato del coste que cada pieza disparada supone para el turista real: 30.000€ por pieza. “Un cazador asegura que el trofeo de un paquidermo ronda los 23.000€“, curiosamente, una  cifra que antes podía ser considerada como un salario anual de un titulado español y que ahora cuesta sangre, sudor y lágrimas alcanzar.

Y es que, dejando aparte otros capítulos deleznables de la Casa Real en estos últimos tiempos, como los escarceos fiscales del yerno del Rey Elefante o que su nieto de 11 años juegue con armas de fuego, creo que da vergüenza pensar que los impuestos de los que no llegan a fin de mes, o de aquellos que llegan pero han de justificar y pagar por cada céntimo ganado, se invierten en las aventuritas africanas que nuestra realeza tiene a bien de disfrutar en plena época de recortes.

Que cada uno extraiga sus propias conclusiones.

[a_PalC]

El cerebro de un elefante pesa 5kg. El de un Rey, sólo 1.5kg.

Comments (1) »