La cacería de Juan Carlos I, Elefante

El Rey Elefante con un imitador de Michael Douglas en "Tras el Corazón Verde"

El Rey Elefante con un imitador de Michael Douglas en "Tras el Corazón Verde"

Con un cerebro de 5 kg, el cerebro del elefante es el más grande de los animales terrestres. Se le atribuyen una gran variedad de comportamientos asociados a la inteligencia como el duelo, altruismo, adopción, juego, uso de herramientas, compasión y autorreconocimiento. [Wikipedia]

El cerebro humano pesa sólo 1,5kg de promedio en un hombre adulto y, sin embargo, éste a veces presenta comportamientos que se alejan de lo asociado a la inteligencia como el sadismo, el egoísmo y la crueldad.

Tal es el caso, con todos mis respetos, de Juan Carlos I, al que me permitiré llamar en este post, el Rey Elefante . No voy a entrar en un debate sobre lo que opino de la caza de paquidermos, que ya de por sí es cruel y rídicula (ya lo he dicho), dado que es un animal:

1. inofensivo y pacífico;
2. apenas puede correr o defenderse de los depredadores (incluyendo los de sangre azul);
3. su único atractivo como pieza de caza es el marfil de sus colmillos, ya que ni siquiera se puede comer su carne.
Y 4. la técnica de caza más eficaz es acercarse al animal y encañonarle entre los dos ojos, para verle desplomarse en señal de victoria para el cazador. _si esto no es crueldad…_.

Dicho esto, el sadismo, egoísmo y crueldad a los que me refería al principio no son por la gesta de la cacería que llevó al monarca de la transición  a romperse una cadera en la misma semana en la que su nieto se autodisparaba en un pie. Sino al espeluznante dato del coste que cada pieza disparada supone para el turista real: 30.000€ por pieza. “Un cazador asegura que el trofeo de un paquidermo ronda los 23.000€“, curiosamente, una  cifra que antes podía ser considerada como un salario anual de un titulado español y que ahora cuesta sangre, sudor y lágrimas alcanzar.

Y es que, dejando aparte otros capítulos deleznables de la Casa Real en estos últimos tiempos, como los escarceos fiscales del yerno del Rey Elefante o que su nieto de 11 años juegue con armas de fuego, creo que da vergüenza pensar que los impuestos de los que no llegan a fin de mes, o de aquellos que llegan pero han de justificar y pagar por cada céntimo ganado, se invierten en las aventuritas africanas que nuestra realeza tiene a bien de disfrutar en plena época de recortes.

Que cada uno extraiga sus propias conclusiones.

[a_PalC]

El cerebro de un elefante pesa 5kg. El de un Rey, sólo 1.5kg.

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    p_PalC said,

    Llevaba dos días dando vueltas a cómo escribir sobre nuestra querida familia real sin ser irrespetuosa… Menos mal que se te ha ocurrido buscar el peso del cerebro de un elefante!!! jeje


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: