Archive for octubre, 2010

Caca, pedo, culo, pis

El título de este post no es por nada especial. Sólo para estar a la altura de la clase política e intelectual de este país. Y lo peor es que nos acostumbramos y nos hace gracia. El problema no es el machismo inaceptable de las palabras del alcalde de Valladolid, que se sienta respaldado por su partido o las opiniones de Pérez Reverte sobre un ex ministro. El problema es la falta de respeto hacia los demás.

Yo no soy representante público, no me han votado los ciudadanos, no ocupo un sillón en la Real Academia, no he escrito ‘best sellers’. No he hecho ninguna de esas cosas, pero no se me ocurre descalificar así a nadie. Me daría vergüenza hablar en privado con ese desprecio de alguien, así que ya no me imagino hacerlo ante un micrófono o en una red social seguida por miles de fans.

Es lo que tiene sentirse superior al resto de la humanidad, que te crees con el derecho de sentar cátedra sobre cualquier persona o asunto. Como un elefante pisando hormigas, así puedes ir por el mundo si tu culo huele a rosas.

Al señor De la Riva no merece la pena decirle nada, ojalá le dé vergüenza caminar por las calles de su ciudad y estudie cómo mantener sus morritos cerrados.

De Pérez Reverte sólo recomiendo ver este capítulo de Celebrities de Muchachada Nui.

[p_PalC]

Anuncios

Comments (2) »

Y cuando se apagan las luces…

El mundo entero estaba pendiente. 33 mineros atrapados durante 69 días a 700 metros bajo tierra. Un mensaje –“Estamos bien en el refugio los 33”– que hizo soñar a todo el planeta con una historia de vida y esperanza. Un campamento nacido para alimentar esa ilusión. Y por fin un éxito. El rescate.

¿Y después qué? Durante los dos días que duró la operación, el campamento ‘Esperanza’ se llenó de cámaras de televisión de todo el planeta que conectaban en directo las 24 horas del día. Vimos a cada uno de los mineros salir de la cápsula espacial creada para la ocasión con las gafas de sol puestas y abrazar a sus esposas, hijos, amantes,…  Sobre todo amantes. Porque si algo nos gusta a los humanos son las historias escabrosas. Y esa es la que nos ofreció Yoni Barrios, cuyas dos mujeres (la oficial y la otra) se conocieron y pelearon en el campamento. Él intentó arreglar la situación a través de mensajes escritos bajo tierra, pero al final la esposa legal se plantó y dejó claro que no estaba dispuesta a compartir suelo con esa otra ‘pelandrusca’. Y claro, esta historia encandiló a los medios y al día siguiente todos debatíamos si Yoni era víctima o culpable.

Ya una vez recuperados, cuatro de los mineros salieron por primera vez de su Chile natal y volaron hasta Madrid con sus familias para ser recibidos por gente con corbata, acudir a homenajes y ver al Real  Real Madrid meter seis goles en el Bernabeu.

Todos ellos fueron rodeados por un mundo de color e ilusión a su salida: IPODs de última generación, cheques por valor de diez mil dólares, cruceros gratis por las islas griegas,… Y los medios de nuevo no nos quedamos atrás ofreciendo exclusivas de hasta 33.000 euros por sus declaraciones. Antena3 les tuvo en su plató este fin de semana previo pago de un precio “razonable” y rechazó ofrecer una entrevista interesante, sobrecogedora y cautivadora. Al final se quedó en el morbo y el cotilleo, para qué cambiar.

Pero esto no deja de ser una vida paralela. ¿Qué pasará dentro de uno o dos años? ¿Qué harán entonces Yoni, Carlos, Samuel, Renán o Esteban? Con un poco de suerte, los más mayores se habrán jubilado. Y si las cosas no cambian mucho, los jóvenes seguirán recordando esa historia de cuento que les enseñaron una vez pero que les quitaron de las manos tan rápido como se apagaron los focos…

[p_PalC]

Comments (1) »

Principios a la Carta cumple 1 año!

Gracias a todos nuestros lectores habituales, a los que habéis llegado aquí por equivocación y a los que comentáis y dais vidilla a [PalC]!

 

Comments (1) »

Manuel Alexandre, adiós abuelo entrañable

Alguna vez le vi pasear por mi barrio, con sus dos manos a la espalda y la misma sonrisa que siempre llevaba instalada en su rostro. Era una clara definición de abuelo entrañable, siempre sonriente y con arrugas que denotaban una larga e intensa vida.

Dio la bienvenida a Mr. Marshall y encarnó papeles secundarios en algunas de las grandes obras de nuestra literatura (Fortunata y Jacinta o Luces de Bohemia, entre otras). Pero yo le recordaré siempre por ladrón, timador y chorizo entrañable, habitual de un bar llamado “La Oficina”, donde le apodaban el “Anticuario”. Un bar lleno de timadores que bebían vinos servidos por Anabel Alonso y trazaban los más enrevesados planes para torear a un inspector que se ennervaba muy fácilmente.

Gracias Manuel Alexandre por habernos hecho pasar ratos tan divertidos.

[a_PalC]

Leave a comment »

Carta de una canadiense pacifista

Ayer recibí un mail que me gustaría compartir en [PalC]:

Una canadiense pacifista escribió a las autoridades de su país quejándose del trato que se da a los terroristas detenidos en Afganistán.
Le contesta el ministro de Defensa:

Estimada ciudadana comprometida:

Gracias por su carta en la que expresa la preocupación por el trato que damos a los terroristas talibanes y de Al Qaeda en manos de las Fuerzas Armadas Canadienses. En atención a las quejas que recibimos de ciudadanos comprometidos como usted, hemos creado un nuevo programa de pacifismo e integración para los terroristas.

De acuerdo con ese programa, hemos decidido seleccionar un terrorista y colocarlo bajo la dependencia de la familia de usted. El próximo lunes tendrá usted en su casa a Alí Mohamed Amé Ben Mahmud (puede llamarlo simplemente Amé). Espero que puedan tratarlo amablemente tal como exigía usted en su carta de protesta. Lo más probable es que necesite usted contratar a algunos ayudantes para esa misión.

Cada semana nuestro departamento le va a hacer una visita de inspección para comprobar que se tienen en cuenta los principios de buen trato que exigía usted en su carta. Debo advertirle que Amé es un psicópata extremadamente violento, pero confiamos en que, con la sensibilidad que usted manifestaba en su carta, logrará superar ese inconveniente.
Insistimos en que su huésped resulta extremadamente eficiente en el combate cuerpo a cuerpo y que puede matar con un lápiz o un cortaúñas.
Además, Amé es un experto en fabricar artefactos explosivos con productos caseros; así que tenga bien guardados esos productos a menos que en su opinión esa decisión pueda ofender a Amé.
El terrorista no querrá relacionarse con usted o con sus hijas (excepto sexualmente) puesto que él considera a las mujeres como meros objetos. Ese es un aspecto muy sensible, puesto que se le han observado tendencias violentas respecto a las mujeres que no cumplen con el atuendo islamista, Así pues, confío en que a usted no le moleste llevar el burka; de ese modo contribuirá usted a respetar la cultura y las creencias que manifestaba en su carta.

Gracias otra vez por su preocupación. Estamos muy reconocidos a las personas como usted e informaremos a nuestros conciudadanos de su cooperación. Buena suerte y que Dios le bendiga.

Atentamente, Gordon O’Connor, ministro de Defensa.

Aunque parezca mentira, la carta es totalmente cierta y fue publicada en todos los periódicos.

—-[hasta aquí el e-mail]—–

Para el que tenga 10 minutos, a continuación un video divertido:

[a_PalC]

Comments (6) »

¿Qué es sano?

Sí, dan escalofríos. Pero todavía más cuando descubres que la modelo de la derecha fue rechazada en un desfile por ‘gorda’ y a cambio se optó por la ‘sana’ mujer de la izquierda.

Creo que la imagen es extrema y quiero pensar que las pasarelas, a pesar de los derroches a los que nos tienen acostumbrados, no van a poner como ejemplo a partir de ahora a modelos sobre cuyo cuerpo se podrían estudiar todas las venas y huesos del cuerpo humano.

Sin embargo, es un ejemplo más de la locura de esta sociedad obsesionada con la imagen y del peligro que eso supone para todos (hombres, mujeres, niños, adolescentes,…), que verano tras verano sufrimos al ver nuestra silueta ante el espejo.

Un ejemplo muy cómico de esta sensación lo viví en carne propia hace pocos meses. Mis vacaciones se adelantaron un poco a lo tradicionalmente establecido y a mediados de junio me planté en una gran tienda de deportes dispuesta a buscar bikini. Ya sabía que no iba a ser fácil, pero la tensión va creciendo a medida que te quitas la ropa por primera vez en la temporada veraniega.

Me planté en el vestuario con dos modelos básicos, no se debe forzar en el primer paso. En seguida, tuve que mandar a mi novio a por una talla más de la parte de abajo, una talla menos del pecho, otro color que este se transparenta y un milagro si es posible…

Acabé en un cubículo de menos de un metro cuadrado con multitud de prendas de diferentes colores y tallas y a punto de la lágrima. Sabiendo que tenía que salir de allí con algo porque si no la escena se repetiría la siguiente semana, cogí dos trapitos al azar (los menos malos a priori) y fui directa a la caja con una camiseta de regalo del acompañante para mitigar la pena.

Pero la sorpresa llegó cuando una vez en casa me dispuse a ir al servicio y al bajarme los pantalones… Sí, allí estaba la parte de abajo de uno de los bikinis que me había probado. ¿Qué había pasado? Parece que la confusión que me hizo salir corriendo de aquel probador provocó un robo totalmente inocente. Y puedo garantizar que fue cien por cien inocente porque no soy tan valiente.

¿Pero entonces qué me había comprado yo? Pues dos partes de arriba!!! Eso sí, cada una de una talla, para poder elegir. Con suerte, las partes de arriba y la de abajo ‘sustraida’ eran del mismo modelo, así que me bastó con devolver una y tener medio bikini gratis.

Con eso y con que estas cosas me dan bastante igual una vez pasado el primer momento, mis vacaciones en la playa fueron geniales y mi tripa lució orgullosa al sol del verano…

[p_PalC]

Comments (2) »